top of page
  • Foto del escritorLuis Pastén

Y se marchó y a su barco le llamó libertad: ¿Cómo saber cuándo decir adiós y renunciar al trabajo?


Bienvenido, bienvenida nuevamente a este espacio, en donde en esta ocasión hablaremos de las señales de alerta que nos indican que es momento de renunciar a nuestro trabajo.


Indudablemente, el trabajo es un aspecto central de nuestras vidas, no sólo porque ocupa gran parte de nuestro tiempo, sino también porque se relaciona con el establecimiento de relaciones interpersonales importantes, el alcance de metas personales y profesionales, estabilidad económica, etc. Sin embargo, nuestro trabajo también puede ser fuente de estrés, frustración, así como de pensamientos y emociones poco placenteras, por lo tanto, es super importante saber reconocer cuándo es momento de decir adiós y renunciar por el bien de nuestra salud física y mental.

Primeramente, es fundamental clarificar que no te estamos diciendo que debas renunciar a tu trabajo inmediatamente, al contrario, esta tiene que ser una decisión consciente y reflexiva, ya que todos(as) tenemos días malos, hay semanas más cargadas de estrés que otras, a veces tenemos roces con pares o jefaturas, pero ¿eso significa que realmente debería renunciar?, eso depende de tantos factores como seres humanos hay en el mundo.


Pero lo principal es detenerse a pensar dos cosas:

1. ¿Está ocurriendo algo en mi vida que afecta mi percepción del trabajo?, sabiendo que los humanos somos seres biopsicosocioculturales, es decir, integrales, es utópico pensar que si tengo problemas familiares, económicos, o incluso políticos, eso no va a incidir en los otros aspectos de mi vida. Y 2. evaluar desde hace cuanto te sientes de esa manera y hacer una lista de tus insatisfacciones, si crees que son cosas que no se pueden solucionar en el corto/mediano plazo, quizás es momento de decir adiós.


Si hacer esa lista se te hace complejo, acá te dejamos algunos aspectos clave a considerar si te encuentras en esta diatriba y requieres de ayuda para tomar una decisión acertada:


1. Piensas que no puedes avanzar más: Esto puede verse de diferentes maneras, desde la falta de ascensos y aumentos salariales, tareas o responsabilidades poco desafiantes hasta falta de aprendizaje de nuevas habilidades, pero lo principal es la sensación de estar estancado(a).

2. Odias los lunes: Los inicios de semana pueden ser difíciles, pero si esto se traduce en ansiedad, estrés, no dormir adecuadamente, sensación de pesadez y pensamientos derrotistas, quizás es momento de reflexionar de dónde viene ese malestar.


3 . Se acabó la pasión y empezó el aburrimiento: Si sientes que ya nada te motiva - más allá del sueldo - a iniciar tu jornada con pasión y amor por lo que haces, cuando los logros ya no son tan satisfactorios ni los fracasos los ves como oportunidades de mejora, es señal importante de que algo está pasando.

4. Piensas que tu trabajo no es valorado: Puedes hacer un gran trabajo, pero si no hay retroalimentación explícita sobre ello, es común que pienses que no te están valorando de la forma que mereces y eso contribuya a una mayor desmotivación.

5. Desconexión cultural: No identificarse con los valores, misión, visión, propósito, o sencillamente la manera de hacer las cosas, afecta el compromiso, el trabajo en equipo y hasta nuestra felicidad laboral.

Como te podrás haber dado cuenta, gran parte de estas señales se traducen en una disminución de la motivación, con ello la productividad y finalmente en un malestar emocional y hasta físico que puede afectar negativamente otros aspectos de tu vida, por lo que es necesario darle el peso adecuado si te sientes identificado(a) con alguno de estos aspectos.

Obviamente también es fundamental tener un plan B, si no tienes otra oportunidad laboral esperándote, renunciar quizás no sea tan sencillo, por lo que este es otro factor a considerar, entonces antes de tomar la decisión, es importante reflexionar sobre los siguientes pasos y hacer un plan de acción - como empezar por actualizar tu Curriculums y seguirnos en LinkedIn ACA - para enfrentar de manera eficiente este nuevo desafío en tu desarrollo personal y profesional.


Si estás pensando en emprender nuevos caminos laborales y requieres de acompañamiento en tu búsqueda de empleo, tenemos un curso de empleabilidad en el cual podrás tener una entrevista de trabajo simulada y recibir retroalimentación completa, con un descuento especial indicando que vienes de nuestro Blog. Puedes conocer más aquí.


Francis Arteaga

Gestora de Cambios Organizacionales


18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page