top of page
  • Foto del escritorEquipo TSP

¿Cómo perder a tu equipo en 10 días? Prácticas que contribuyen a la rotación de personal


Bienvenido, bienvenida nuevamente a este espacio, en donde en esta ocasión hablaremos sobre las prácticas más comunes que suelen generar rotación de personal.



Sabemos que la rotación de personal es un mal que aqueja a muchas organizaciones actualmente, lo cual puede deberse a muchas razones, sin embargo a continuación te comentaremos qué cosas podrías estar haciendo en tu organización, que inevitablemente llevan a que las personas trabajadoras renuncien luego de una corta estancia en sus trabajos.


Ser jefes/as y no líderes: Las jefaturas autoritarias, que sólo se enfocan en el control y la supervisión y que además provocan miedo o estrés, además de imponer sus ideas - aunque no necesariamente sean las más indicadas - ocasionan desmotivación en su equipo. Sabemos que los/as líderes no nacen, sino que se hacen, por lo que es fundamental tener la apertura para capacitarse y aprender a ejercer liderazgos más cercanos, horizontales y empáticos.


Poca claridad en el rol: Que una persona no tenga una información clara sobre sus tareas y responsabilidades, así como lo que se espera de su desempeño, sólo genera una confusión que termina por agotar emocionalmente a las personas, por ello es súper importante contar con perfiles de cargo por cada rol, en donde se describan de una manera concisa y clara el alcance y sus funciones, desde TSP podemos ayudarte con esto 😉


Ausencia de beneficios que sean coherentes a las necesidades de los equipos: Últimamente se habla de los beneficios y cómo contribuyen al salario emocional, sin embargo, la percepción de bienestar asociado a ellos es netamente subjetivo y depende del contexto de vida de cada persona trabajadora. Por eso, lanzarles beneficios sin un mayor sentido a tus equipos no servirá de nada, de hecho puede tener el efecto contrario: la percepción de que la organización no los conoce, ni se preocupa por sus necesidades. Por esta razón, hay que partir de un diagnóstico que te permita evaluar el estado actual del bienestar y de los beneficios de tu empresa. No se si lo sabias, pero desde TSP tenemos disponible desde hace un par de semanas una herramienta que te permite autoevaluar el bienestar - con sus diferentes dimensiones - a partir de lo cual se genera una reunión gratuita de entrega de resultados y planes de acción, si te interesa completarlo, haz click acá.


Hostigamiento y acoso laboral: Sabemos que toda situación que resulte en menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral es causal no sólo para que la persona trabajadora renuncie, sino que incluso puede tomar acciones legales ante las instituciones del Estado competentes en esta materia. Por ello es fundamental recepcionar de manera eficaz estos casos y hacerse cargo de una manera responsable y expedita.


Mal clima laboral: En sí mismo, el ambiente laboral puede ser razón suficiente para que una persona decida renunciar a su trabajo, sin embargo, esto es sólo la consecuencia de muchas otras situaciones que pueden estar ocurriendo en tu organización. Por eso es fundamental realizar evaluaciones de clima anuales, con una metodología y formato adecuados a la realidad organizacional de tu empresa, lo cual te permitirá no sólo conocer cómo están funcionando actualmente sus diversas áreas, sino también especificar qué dimensiones son más coherentes de abordar en esta instancia - por ejemplo remuneraciones, comunicaciones internas o engagement - resultado todo ello en planes de acción que permitan abordar de manera concreta y oportuna aquellos elementos que estén contribuyendo a un mal clima laboral.


Carga laboral desproporcionada y sostenida en el tiempo: Cuando una persona trabajadora se ve enfrentada a una carga de responsabilidades, tareas o demandas laborales que exceden su capacidad para manejarlas eficazmente en el tiempo disponible para ello, inevitablemente empezará a aparecer signos de cansancio, desmotivación y burnout que, si no son abordados oportunamente, resultarán en la renuncia a tu equipo. Acá hay que destacar entonces la importancia de mantener canales de comunicación abiertos, ya que sólo así existirá la confianza suficiente para levantar las banderitas de alerta si este tipo de situaciones ocurre.


Y por último, pero no menos importante 👇


Remuneraciones por debajo del mercado: En muchas ocasiones, la compensación puede ser la causa principal por la que una persona decide renunciar, sin embargo, no suele ser la única, por lo que suele estar acompañada de cualquiera - o varias - de las razones que explicamos más arriba. Además, para las pymes y empresas más pequeñas sabemos que esto puede ser un desafío gigante, ya que las empresas grandes suelen ofrecer salarios más competitivos que terminan por atraer en mayor medida a talentos. Ante esto es super importante revisar nuestro artículo sobre salario emocional, en donde encontrarás algunas ideas que te permitirán retener talentos de tu organización cuando no cuentas con tanto presupuesto para ello.



Todas estas prácticas te harán perder a tu equipo en 10 días - o quizás menos - lo importante es que ya las conoces, ahora te toca echar manos a la obra para abordarlas, controlarlas, evitarlas y así evitar la rotación de personal en tu organización. Si crees que necesitas ayuda con eso, desde TSP estamos para apoyarte, así que puedes contactarnos haciendo click aquí.



14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page