top of page
  • Foto del escritorLuis Pastén

¿Cómo retener y motivar sin presupuesto? Los beneficios del Salario Emocional.


Bienvenido, bienvenida nuevamente a este espacio, en donde en esta ocasión hablaremos sobre el salario emocional, y su importancia para retener y motivar talentos cuando en nuestra organización no se cuenta con presupuestos muy altos.


Seguramente te preguntarás ¿Qué es el salario emocional?. Podemos definirlo como todos aquellos beneficios de índole no económicos que las organizaciones gestionan para satisfacer necesidades personales de sus equipos, sobre todo relacionados al bienestar físico, mental y emocional, a la conciliación de vida familiar, la formación continua, o cualquier otra que influya positivamente en la calidad de vida de las personas.



En una organización que no tenga la capacidad presupuestaria para pagar sueldos elevados o por encima de mercado, el salario emocional puede ser el factor diferenciador que les ayude a posicionarse como marca empleadora, de manera que no sólo influye en la atracción de talento sino también en la retención de este y también en la motivación de los equipos.


Es importante mencionar que el salario emocional es subjetivo, es decir, si es valorado o no dependerá de las condiciones individuales y necesidades de cada persona trabajadora en tu organización, por lo que es fundamental realizar primero un Diagnóstico de Beneficios para conocer cuáles serían los más pertinentes a tu equipo y empresa - que por cierto, podemos ayudarte con eso, haciendo click aquí - y así dirigir este salario emocional a las especificidades de las personas de tu organización.


Sin embargo, acá te dejo algunas recomendaciones basadas en los beneficios más frecuentes que las organizaciones suelen gestionar como parte del salario emocional:

  • Conciliación vida laboral y familiar: se relacionan con beneficios que ayudan en el equilibrio de estas ambas partes de la vida de las personas, de manera que se puedan realizar actividades cotidianas de una manera más fácil y eficiente, ahorrando tiempo o evitando desplazamientos, por ejemplo buses de acercamiento, gimnasio, guardería, comedor o casino, entre otros.

  • Flexibilidad Laboral: Va muy en línea con lo anterior, que es poder compaginar vida profesional y personal, teniendo una mayor autonomía para organizar el tiempo en función de necesidades personales o emergencias familiares, en donde cobra relevancia la posibilidad de realizar teletrabajo o el trabajo híbrido, así como los horarios flexibles de inicio y finalización de jornada laboral, en donde se trabaja por cumplimiento de objetivos y no marcando asistencia.

  • Oportunidades de formación: se trata de contar con un plan de capacitación y promoción, en donde se otorgue la posibilidad de aprender y desarrollar habilidades y conocimientos - ya sea técnicos o socioemocionales - que mejoren el perfil profesional de las personas, al mismo tiempo que les prepara para asumir nuevos retos laborales haciendo carrera dentro de la organización.

  • Bienestar físico, mental y emocional: una adecuada salud integral es fundamental para el buen desempeño laboral, por eso beneficios relacionados a la promoción de un estilo de vida saludable también son importantes, por ejemplo capacitaciones en temas como alimentación balanceada, convenios de salud complementarios y pausas activas, entre otros.

  • Preocupación por un buen clima laboral: Fomentar un buen ambiente en el trabajo en donde cobra relevancia el trabajo en equipo, los liderazgos cercanos y empáticos, la democratización en la toma de decisiones y resolución de conflictos, así como contar con políticas de diversidad e inclusión, son aspectos que inciden directamente en la motivación de las personas de tu organización.


En este punto, quizás te habrás dado cuenta de algo muy importante: aunque se trate de beneficios no monetarios, esto no quiere decir que no tengan un costo para la empresa, puesto que la mayoría de ellas requiere una inversión de dinero, pero que a todas luces genera consigo otros beneficios que son clave y que muchas veces van más allá de la remuneración, ya que el salario emocional mejora el equilibro entre vida personal y laboral, las personas se sienten valoradas y apreciadas, siendo más propensas a quedarse un largo tiempo en la organización ya que se aumenta la satisfacción laboral, creando ambientes laborales positivos, así como - y no menos importante - atraer nuevos talentos al tener una ventaja competitiva sobre otras empresas que quizás no tomen estos beneficios en cuenta.


Si tienes interés en instaurar el salario emocional en tu organización y no sabes por dónde empezar o incluso percibes que los beneficios que tienes en la actualidad no son los adecuados, en Todxs Somos personas te podemos ayudar, para ello puedes hacer click acá.


Francis Arteaga

Gestora de Cambios Organizacionales


33 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page